asesinato mental

Niza, 2019

Felicidad desordenada

hace

que el pensamiento grite

que un paso sea un salto

que un golpe sea una muerte.

Sentir tan fuerte

que el paseo sea eterno

que el jardín sea

una selva del auto conocimiento.

Mas duele

saber que él no siente igual

que sus brazos se resbalan

y sus ganas desaparecen

con ese “nosotros” que me encantaba

escuchar.

Sentir tan fuerte

me desordena los sentimientos

cultiva amapolas en el desierto

fabrica sonrisas de arena

crea dolor en mí.

Mi mente,

aliada letal,

crea

placer y dolor,

en bucle agonizante

que no me deja percibir como a veces

el Sol hace sombras y la Luna luces.

Quizás

el enigma no sea

encontrar lo bueno,

quizás

lo complicado sea

averiguar cómo lo malo

a veces lo creas tú.

Porque las cosas podrían

haber sido,

pero no fueron.

Porque hay historias

que matan lentamente,

historias cuyo final

no fue más que el comienzo

de la destrucción.

Un dolor

que vale la pena sufrir

¿para saber por lo que se debe morir?

no

para saber

por lo que vale la pena vivir.

asesinato mental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s